El ritmo impuesto a las empresas del sector agroalimentario debido a la gran distribución, ha contribuido a la evolución de algunas de ellas y a la desaparición de otras.

En la zona de Levante, por ejemplo, la competitividad del sector sigue avanzando, e incluso los modelos de negocio actuales están cambiando o están apareciendo otros nuevos. 

La necesidad creciente de hacer modificaciones en las líneas de producción demanda cada vez mayor agilidad, rapidez y eficiencia en los proyectos. En muchas empresas, al no contar con personal dedicado a estos temas, son los ingenieros de producción o planta conjuntamente con los de mantenimiento los que terminan haciendo los cambios solos o con las subcontratas, con el doble de esfuerzo y sin rentabilizar el tiempo. 

Otras en cambio y no por casualidad encabezan los ranking en sus respectivas áreas, se han adaptado contando con personal cualificado, dotándolo con herramientas potentes que les permiten diseñar, simular y visualizar sus plantas en 3D. Esto les ha permitido crear soluciones óptimas, con recursos propios o externos, validándolas antes de implementarlas y mejorando los tiempos de respuesta, montaje y puesta en marcha, teniendo la información para tomar las decisiones adecuadas.

 

"El secreto mejor guardado de algunas compañías del sector es su capacidad de reacción"

Debido a los tiempos que estamos viviendo, de cara al post Covid-19, son muchas las preguntas sin respuesta que surgen. Lo que nos permitirá avanzar será la toma de decisiones que cambien el paradigma de las empresas, salir de la zona de confort y el mirar a los retos con optimismo. 

Por eso, como apunta el artículo “La Crisis del Covid-19: La Gran Oportunidad” de Marc Vidal: “si el dinero que se debe utilizar para avanzar y “crear” un nuevo mundo, se utiliza para lo de siempre, la deflación […] está servida”. 

Las Oficinas Técnicas de Proyecto de las empresas agroalimentarias, con los sistemas adecuados, son la vía de acción de cómo llevar acabo de manera óptima el I+D interno. Es el mecanismo interno, dentro de la empresa, que permitirá desarrollar y mejorar sus procesos y herramientas para satisfacer las necesidades del sector, enfrentarse a los nuevos paradigmas y resolver problemas.

 

 

¡Hasta la próxima!

 

X