Cómo las fábricas inteligentes cambiarán el proceso de diseño

El valor de las fábricas inteligentes

Las fábricas inteligentes utilizan datos, automatización, conectividad, Internet de las cosas, sensores y otras tecnologías para responder rápidamente a los cambios en la producción y la demanda, adaptando y optimizando los procesos en tiempo real.

Esto conduce a un aumento de la flexibilidad, la eficiencia, la calidad, la repetitividad y la capacidad para satisfacer las necesidades del cliente. Los productos se comercializan más rápido y a un coste menor. Además, las máquinas pueden «autosupervisarse» y enviar notificaciones de forma proactiva cuando se requiere mantenimiento, lo que minimiza el tiempo de inactividad.

Por este tipo de eficiencias, el 36% de las empresas más productivas considera que las fábricas inteligentes son una tecnología líder para mejorar la ventaja competitiva.

Cómo las fábricas inteligentes cambirán el proceso de diseño

Aunque las fábricas inteligentes se perciben como una tecnología determinante para mejorar la competitividad, su impacto en el diseño se considera menos relevante. Sin embargo, hay algunas consideraciones: dado que las fábricas inteligentes pueden adaptarse rápidamente a los cambios, será mucho más rentable adaptar los productos a las necesidades específicas de cada cliente

diseño personalizado en fabricas inteligentes

Aunque esto permitirá a las empresas ofrecer un servicio optimizado a sus clientes, los ingenieros tendrán que diseñar productos más modulares para aprovechar esta oportunidad. Al igual que en 2018, el número de configuraciones sigue siendo una de las principales fuentes de complejidad y es algo que no va a dejar de complicarse. Los ingenieros necesitarán las herramientas de diseño adecuadas para gestionar las configuraciones y los diseños modulares. También habrá cambios en los requisitos de fabricación, que serán cada vez más complejos.

 

Dado que la fabricación se basará en más datos, es posible que los ingenieros tengan que incorporar más datos en sus modelos CAD. De hecho, se ha producido un crecimiento significativo en el porcentaje de empresas más productivas que integran datos de fabricación en sus modelos CAD.

En 2018, solo el 33% de ellas ya lo hacía. En la actualidad, lo hace el 70%, lo que representa uno de los cambios más significativos de los últimos dos años. En 2018, auguramos que la demanda de incorporar más datos de fabricación en modelos CAD impulsaría la adopción de la definición basada en modelos(MBD). 

"El 49 % de las empresas más productivas afirma que la MBD es una de las principales funcionalidades de CAD para gestionar la complejidad"

Parece que ya ha comenzado, pues el 57% de las empresas más productivas afirma que la MBD es una de las principales funcionalidades de CAD para gestionar el aumento esperado en la complejidad de los productos, en comparación con el 40% del estudio de hace dos años. El 44% de las empresas más productivas también considera que las comprobaciones de la viabilidad de fabricación ayudarán a adoptar las nuevas tecnologías y a detectar problemas antes de que las piezas lleguen a la planta de producción, lo que afectaría negativamente a la eficiencia de la fábrica inteligente.

IMPACTO EN EL EQUIPAMIENTO INDUSTRIAL

Aunque las fábricas inteligentes impulsarán cambios en todos los sectores, es probable que los fabricantes de equipamiento industrial experimenten el impacto más significativo. Serán los encargados de diseñar las funciones que habiliten la fábrica inteligente. Todos los cambios referidos al  Internet de las cosas serán necesarios para que los fabricantes de equipamiento industrial diseñen la maquinaria de las fábricas inteligentes, por lo que será fundamental que dispongan de las capacidades de colaboración adecuadas, así como de la integración de MCAD y ECAD.

¿Te gusta este post?

Comparte Facebook
Comparte en Twitter
Comparte en Linkdin
Comparte por Whatsapp

DEJA TU COMENTARIO

Ir arriba
X